viernes, septiembre 13, 2013

89.

.

Al fin había logrado que su creación fuera un reflejo profundo de su ser interior. Embelesado, lo veía destruir todo lo que alguna vez se dijo querer, descubriendo que, al final, siempre hubo una parte de sí mismo que no conocía.
.